Jun
15

¿Cómo alejar a tu gato de las plantas de casa?

 

Existen familias y gatos de todo tipo, y aunque cada uno tenga sus peculiaridades, hay una cosa que todos tienen en común. Su preocupación por sus seres queridos. Por ello, tanto si tus gatos salen o no de casa deberemos protegerlos con antiparasitarios con efecto repelente como Seresto.

Otra preocupación que ocupa la mente de muchos dueños es la de alejar a sus gatos de las plantas que hay por la casa y/o jardín. Así que atento y echa un vistazo a los consejos que te damos desde Promiau.

 

Trucos para evitar que tu gato juegue con las plantas

La mejor forma de ahuyentar a los gatos de las plantas o las flores es mediante el olor. Y es que, en los felinos, su sentido del olfato es muy agudo, por lo que usar olores que no sean de su agrado es la forma más natural y cómoda de alejarlos de alguna zona:

1.     Aromas cítricos

La mejor de las elecciones en cuanto al olor, son los cítricos. A la mayoría de gatos no les gustan nada y, por tanto, se alejarán de aquello que huela de ese modo.

Para poner en práctica este truco, puedes simplemente rayar unas cuantas cáscaras de limón y esparcirlas sobre la tierra de tus plantas. Con ello, no solo estarás alejando a los gatos, sino que también estarás dando un poco de abono natural a tus flores. Otra alternativa es usar sprays y/o aceites aromatizados con cítricos.

2.     Café o té

Otros dos aromas que para la mayoría de nosotros son deliciosos son el café y las hojas de té, en cambio a los gatos no les suele agradar. Si no eres muy fan de los cítricos, puedes picar un poco de granos de café o té, o mezclar ambos, ponerlos en unas bolsitas y dejarlas en la tierra de tus plantas y/o flores.

3.     Dientes de ajo

Si tu gato es de los insistentes, siempre te quedará el ajo. Para ello un buen truco, es triturar unos ajos, mezclarlos con agua y rociar las hojas de tus plantas y flores. Habiendo dejado que la mezcla repose unos días, esta se impregnará bien y a tu gato no le gustará nada el sabor si se intenta comer alguna de tus plantas.

4.     Plantas repelentes

La citronela y el cebollín son un tipo de planta que los gatos suelen odiar, por lo que te serán de gran ayuda.

5.     Piedras sobre la tierra

Y si tu gato no es de comer o roer las plantas, pero, en cambio, está todo el rato escarbando en la tierra, esta es una buena solución. Se trata simplemente de colocar piedras pequeñas sobre la tierra de tus maceteros y jardineras. De esta forma, les barres el acceso.

 

Si aún y así, el problema persiste, siempre te recomendamos la visita a un experto animal. ¡Mucha suerte!

Compartir: