Sep
13

Con la llegada del frío, fortalece el sistema inmunológico de tu gato desde casa

Se acerca el invierno y en pocos días las temperaturas comenzarán a bajar de forma notable. La llegada de esta estación  invierno viene acompañada todos los años de enfermedades relacionadas con el frío, ya que las bajas temperaturas dificultan el funcionamiento óptimo del sistema inmune de todos los mamíferos.

Los gatos son animales muy sensibles a los cambios en su entorno y, entre todas las alteraciones que reciben durante su vida, el cambio de estación es una de las que más les afecta. La variación de las horas de luz y de las temperaturas participa en la regulación de, entre otras cosas, el ciclo reproductivo de los felinos.

Además, estas variaciones afectan al funcionamiento de todo el sistema de defensas que debe estar preparado para combatir la llegada de bacterias y virus. Así, la llegada del invierno se convierte en un momento clave a la hora de prevenir enfermedades.

10 consejos para proteger a tu gato del frío

Si quieres asegurarte de que tu gato va a seguir fuerte y sano durante el invierno puedes hacer algunos cambios en su día a día que le ayudarán:

  • Incorpora a su dieta alimentos ricos en vitaminas y ácidos grasos.
  • El pescado fresco es rico en ácidos omega 3 y les encanta a los felinos. Puedes ofrecer pequeños trozos o pescados pequeños de forma ocasional a tu gato para que sus defensas funcionen al máximo y su pelo brille todos los días.
  • Algunos vegetales, como la calabaza, aportan vitaminas y minerales importantes para el correcto funcionamiento de todo el organismo.
  • Añade al alimento diario de tu mascota un complemento  vitamínico y mineral específico pare ellos como Sano&Bello - Calcio-Vitamina D3 de Bayer. Administra a tu gato un complemento que ayude a sus articulaciones, sobre todo si se trata de un gato de edad avanzada. Favorecerás que se mueva con facilidad y sin dolor a pesar del frío.
  • Aporta un extra de calor en sus lugares de descanso.
  • A los gatos les encanta dormir en sitios bien acolchados y calentitos. Trata de acomodar mantas o cojines en su lugar preferido, si es posible, cerca de una fuente de calor.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire que pueden facilitar la aparición de resfriados.
  • No olvides protegerlo frente a parásitos internos y externos que puedan atacar a sus defensas. Recuerda que pulgas, garrapatas y gusanos están activos durante todo el año.
  • Visita a su veterinario para asegurarte que la salud de tu gato se encuentra en un estado óptimo para hacer frente al frío del invierno.
  • Prepara la salud de tu gato para esta temporada pero, sobre todo, prepárate para disfrutar de más tiempo con tu amigo felino.

 

 

Compartir: