May
07

10 curiosidades sobre las pulgas en los gatos

1. Una pulga puede saltar hasta 20 cm en vertical y 200 veces la longitud de su cuerpo. Esto es como si un adulto de 1,80 m saltara 360 metros de largo. Esta capacidad facilita el paso de un huésped a otro.

2. Una pulga adulta pone una media de 40 huevos diarios, unos 500 a lo largo de su vida. Esta gran capacidad de multiplicación provoca que en muy poco tiempo su presencia se convierta en una infestación de difícil control.

3. Existen casi 2.000 especies de pulgas en el mundo. La más común entre nuestras mascotas es Ctenocephalides felis (la pulga del gato), que a pesar de su nombre, invade a gatos, perros, humanos y otros mamíferos.

4. Solamente el 5% de la vida de la pulga sucede sobre nuestros gatos. El 95% restante tiene lugar en nuestro hogar durante todo el año.

5. El ciclo de vida de una pulga se completa en tan solo 3 ó 4 semanas; por lo que, en menos de un mes podríamos pasar de 1 pulga ¡hasta 1200! Su rápida multiplicación dificulta su eliminación una vez instaurada la infestación, así que es importantísima una prevención efectiva.

6. Las pulgas están diseñadas para ser resistentes al aplastamiento, por esta razón no mueren con el rascado o el lamido del gato y son difíciles de eliminar por métodos mecánicos. Lo más frecuente es que el gato las ingiera para eliminarlas de su piel. Al ingerir las pulgas, el gato puede infestarse por gusanos intestinales que transmiten estos parásitos.

7. Muchos casos de infestación por pulgas no se solucionan porque los dueños olvidan tratar el transportín del felino y el vehículo familiar, y tampoco utilizan un producto (como Seresto®, de Bayer) que elimine tanto las pulgas adultas como las larvas del entorno para evitar reinfestaciones. Para resolver una infestación por pulgas debemos tratar todos y cada uno de los lugares en los que haya estado nuestro minino.

8. Las pulgas esperan durante mucho tiempo la llegada de un nuevo hospedador al que detectan mediante cambios de la concentración de CO2 emitido por la respiración, vibraciones, aumentos de temperatura y de presión en el ambiente.

9. La pulga del gato es portadora de Bartonella henselae, una bacteria que puede causar en las personas la ‘enfermedad del arañazo de gato’.

10. La pulga felina y sus excrementos son potentes alérgenos para las personas y además aumentan los síntomas alérgicos ante el polvo doméstico.

Y recuerda, ¡síguenos en Facebook y Twitter si quieres estar al corriente de las últimas noticias relacionadas con nuestros amigos felinos!

Compartir: