Mar
22

Las expresiones faciales: #entiendeatuGato

Estamos seguros que nadie mejor que tú conoce a tu gato. No obstante, los gatos siempre están llenos de misterio y a veces nos sorprenden con sus actitudes. ¿Ya has aprendido a entender las señales y el lenguaje corporal con el que él se comunica?

El gato está dotado de órganos sensoriales para percibir el entorno que le rodea. Aunque no utilicen palabras se comunican con nosotros, simplemente hay que conocer las claves para interpretar sus señales.

¿Te animas a ser un poco más gatuno?

Los ojos

Aunque para nosotros sea difícil de imaginar, los gatos nos hablan con las pupilas. Sus pupilas pueden dilatarse y contraerse completamente, y con ellas nos transmiten su estado emocional. Por ejemplo, si nuestro gato tiene miedo, tendrá las pupilas muy dilatadas. Y si está ronroneando, tendrá sus pupilas muy contraídas.

No solo utiliza sus pupilas para comunicar su estado de ánimo, sino que además también tiene diferentes aperturas del ojo para indicarnos si está tranquilo o si está sobresaltado:

Las orejas

La posición de sus orejas también nos alerta de diferentes estados. Por ejemplo, si sus orejas están agachadas significa que tiene miedo y que seguramente atacará si este miedo no desaparece. Por el contrario, si sus orejas están erguidas quiere decir que el gato está en posición neutra. Te mostramos más posiciones:

Los bigotes

Los bigotes son verdaderos órganos de los sentidos para los gatos, ya que le permiten al gato no chocarse con los objetos y le ayudan a orientarse. Con ellos son capaces de saber exactamente a qué distancia está su presa. Además, con los bigotes nos indicará si está interesado, expectante o disgustado. Aprende más sobre sus bigotes:

Compartir: